Autor Tema: Mi crónica del concierto de Mónaco  (Leído 5910 veces)

Desconectado Juan

  • El Enchufao
  • En Realidad, yo soy Josmar
  • ********
  • Mensajes: 4728
  • No es Kiko, es KinKón
    • Ver Perfil
    • Fairlight Jarre
Mi crónica del concierto de Mónaco
« en: 05 de Julio de 2011, 11:57:32 am »
Bueno, empiezo aquí una serie de posts con mi crónica del viaje a Mónaco. Voy a ser lo más plasta, extenso y pesado que pueda para que los que vinisteis en el JosmarBus recordéis aquellos días y para los que no vinísteis podáis sentir al máximo todo lo que vivimos. Insertaré también alguna foto que pueda ir bien con el escrito, pero tampoco muchas, que para eso ya tenemos el post dedicado a las fotos. Espero que os guste!!

Desconectado Juan

  • El Enchufao
  • En Realidad, yo soy Josmar
  • ********
  • Mensajes: 4728
  • No es Kiko, es KinKón
    • Ver Perfil
    • Fairlight Jarre
Re:Mi crónica del concierto de Mónaco
« Respuesta #1 en: 05 de Julio de 2011, 12:01:48 pm »
1ª Parte: De cómo el JosmarBus abandona el bucle espacio-temporal del Parking de El Prat

La aventura comenzó para mi en Benicarló. El jueves sobre las 20:30 horas llegaron Sergio, Laura y Felipe. Tras los saludos pertinentes y la parada “técnica” nos subimos en el coche rumbo al aeropuerto de Barcelona donde nos íbamos a reunir con el resto de la expedición del JosmarBus: Juan, David y Edu.

El viaje en coche hasta Barcelona fue muy tranquilo. Charlamos un poco de todo, de nosotros, del foro, de lo que nos esperaría el concierto (teníamos todavía la incertidumbre de si llovería como había pasado el día anterior y si peligraba el concierto). Lo único destacable? Un bonito radar móvil que Sergio no captó y que muy probablemente nos hizo una bonita foto de recuerdo.

Llegamos al Prat sin ningún otro contratiempo sobre las 23h y allí ya nos esperaban nuestros compañeros, que tampoco habían tenido ningún problema con sus transportes. Una vez allí cenamos con calma en una cafetería, puesto que íbamos bien de tiempo. La mayoría llevábamos bocadillos preparados de casa, excepto Laura que llevaba el paquete de pan de molde, su queso y su jamón de york y ni corta ni perezosa se montó allí mismo un par de sandwiches que quitaron el hipo.



Tras cotillear una revista del corazón (de esas que nadie lee, pero de la que todos dimos buena cuenta) y observar la fauna aeroportuaria nos dirigimos al mostrador de AVIS donde reclamamos nuestro querido JosmarBus... y qué pedazo de JosmarBus!! Un pedazo de furgoneta Mercedes más grande que el salón de mi casa! Además con todo tipo de lujos: sensor de proximidad, luces en cada asiento, climatización individual, maletero gigante donde cabían al menos 2 personas más (al menos de mi tamaño),  tomas de electricidad en cada zona (vino muy bien para cargar móviles, GPS)... Quizás el tema que fuera tan grande también supuso cierto inconveniente para los conductores puesto que manejar tal cacharro dentro de un parking se hizo difícil... y si además se cuenta con la nula colaboración del resto de viajeros... ya ni os cuento. Así que tenéis al bueno de Juan, intentando, primero averiguar dónde está el freno de mano, dónde las luces..., y luego salir del parking, maniobrar por aquellas curvas cerradísimas con un vehículo inmenso y además bajo la presión del resto de tripulantes que sólo hacíamos que reírnos y criticar sus malas artes al volante (nada más lejos de la realidad, porque conducía de lujo). Y cuando digo “resto de tripulantes” me refiero sobre todo al fondo norte... el fondo del JosmarBus donde nos encontrábamos Laura, Sergio y yo, que llenos de cachondeo sólo hacíamos que gritar “JosmarBus, JosmarBus!!” y cosas similares. Creo que llegamos a poner tan nervioso al bueno de Juan que hasta nos vimos inmersos en un bucle espacio-temporal puesto que no había manera de encontrar la salida del parking (sólo dábamos vueltas una y otra vez por el mismo sitio).

Una vez conseguimos salir de aquél maldito, enigmático y descacharrante bucle espacio-temporal, emprendimos el viaje rumbo a Mónaco. El cachondeo, las risas y demás dieron paso al silencio y la tranquilidad. Era ya tarde, más de medianoche y el cansancio empezaba a notarse así que poco a poco el fondo alborotador fue cayendo, quedando en vela Juan como piloto y Felipe como asistente. Los demás nos dedicamos a dormitar (algunos más que otros, especialmente Sergio!!) hasta la siguiente parada, allá sobre las 4 de la mañana y en territorio francés.

Continuará...
« Última modificación: 05 de Julio de 2011, 02:30:27 pm por Juan »

Desconectado Juan

  • El Enchufao
  • En Realidad, yo soy Josmar
  • ********
  • Mensajes: 4728
  • No es Kiko, es KinKón
    • Ver Perfil
    • Fairlight Jarre
Re:Mi crónica del concierto de Mónaco
« Respuesta #2 en: 05 de Julio de 2011, 12:49:23 pm »
2ª Parte: De cómo caímos en las redes de NIMES

Esta segunda parte es un poco más corta puesto que ya sólo quedan 3 escasas horas para llegar a Mónaco.
A eso de las 4am el JosmarBus se detiene en un área de servicio francesa. Con un frío impresionante, mil peajes a nuestras espaldas (y mil más que nos quedaban) y la frontera atravesada, llega el turno de estirar las piernas y cambiar de conductor.
Nos encontrábamos en la típica área de servicio de autopista, pero con una peculiaridad... tenía un McDonalds!! Obviamente a estas horas estaba cerrado, pero no deja de ser peculiar encontarte un McDonalds en un área de autopista...
Bueno tras el pertinente vaciado de vejigas echamos un vistazo a la tienda... madre mía que pedazo tienda! Si parecía El Corte Inglés!! Había de todo, comida, bebida, libros, música, juguetes, ropa... El café se servía en máquinas automáticas, pero no había una ni dos, sino 15 pedazo de máquinas! Aparte había también máquinas expendedoras de sopas y caldos (¿¿??) de esas de Maggi o Avecrem de toda la vida. Vaya área de servicio peculiar.
Bueno para atenuar el frío (creo recordar que alguien dijo que el termómetro del JosmarBus marcaba 11ºC) y despejarse un poco, David, quien sería el próximo conductor se tomó un magnífico café de una de estas máquinas. Por su partem, el bueno de Sergio, machote donde los haya, se zampó un helado de un tamaño comparable al JosmarBus (con el frío que hacía y él se come un helado!!) y Edu un par de bollos franceses de chocolate. Mi recuerdo de ese momento está bastante borroso puesto que estaba más dormido que despiertode manera que quizás me deje algún detalle. De hecho en esta parada no recuerdo si llegamos a repostar o no... vaya usted a saber!!

Así que nada, tras el descanso, rumbo de nuevo a Mónaco, eso sí teniendo en cuenta que nuevamente volvimos a caer en un bucle espacio-temporal... en esta ocasión en los alrededores de la archiconocida y mundialmente famosa población de NIMES!! Sí señores, NIMES se hizo omnipresente durante este fragmento del viaje. Miraras donde miraras, todas las señales de tráfico indicaban NIMES!!! Tal es así que estuvimos a punto de acercarnos a tan magna ciudad para comprobar que, efectivamente, tanta señalización indicaba un núcleo de enorme belleza y gran valor histórico... pero llegamos a la conclusión de que a esas horas de la madrugada quizás los museos y salas de arte estarían cerradas, así que lo dejamos para mejor ocasión, eso sí, haciendo la promesa que tarde o temprano nos reuniríamos en NIMES.
Finalmente, y con gran esfuerzo por parte de David y sus copilotos Juan y Felipe (los demás seguimos durmiendo cual lirones) conseguimos abandonar aquél peligroso bucle espacio-temporal que por poco no nos impide llegar a Mónaco.

El resto del viaje se desarrolló sin incidencias, e incluso antes de lo previsto llegamos a Mónaco, gracias a la velocidad de crucero establecida por David. Eran alrededor de las 7 de la mañana y siguiendo las indicaciones pertinentes, aparcamos en un parking monegasco sin el mayor problema (esta vez sin problemas de espacio ni de bucles espacio-temporales).

Continuará...



Desconectado Ecocharlie

  • Josmar
  • *****
  • Mensajes: 1042
    • Ver Perfil
    • http://www.dosenfoques.es
Re:Mi crónica del concierto de Mónaco
« Respuesta #3 en: 05 de Julio de 2011, 02:20:24 pm »
Juan, de momento vas bien,..... solo que el primer titulo no es SANTS, sino El Prat.  Es que estos de Aena  :roll: señalizan mal las salidas del parking.

Por otro lado, en la primera parada en el area de servicio no repostamos. Fue mas tarde, donde uno dejo de ser "navegante" y se puso Edu, mientras me heche una cabezadita.
Si no deslumbras por tu inteligencia desconcierta con tus gilipolleces

En el mundo hay 10 tipos de personas, las que saben binario y las que no

Desconectado PISCIS13

  • En Realidad, yo soy Josmar
  • ***********
  • Mensajes: 3872
    • Ver Perfil
Re:Mi crónica del concierto de Mónaco
« Respuesta #4 en: 05 de Julio de 2011, 02:21:52 pm »
Esto está entretenidísimo. ¡Más capítulos, por favor!  :-D

Desconectado Juan

  • El Enchufao
  • En Realidad, yo soy Josmar
  • ********
  • Mensajes: 4728
  • No es Kiko, es KinKón
    • Ver Perfil
    • Fairlight Jarre
Re:Mi crónica del concierto de Mónaco
« Respuesta #5 en: 05 de Julio de 2011, 02:32:49 pm »
Si ya decía yo que tenía lagunas...  :-D

Desconectado Edu Ortiz

  • Josmar
  • *****
  • Mensajes: 527
  • Y van tres...
    • Ver Perfil
    • Perfect Smile, tu nuevo grupo de música
Re:Mi crónica del concierto de Mónaco
« Respuesta #6 en: 05 de Julio de 2011, 02:53:23 pm »
Tampoco me extrañan esas lagunas, jajaja cuando no estabas durmiendo estabas grabando, sin dar tiempo a que el resto de neuronas despertaran antes de volver a dormir :P jajajaja
Teclista en Perfect Smile, Universa y compositor de música electrónica.

Desconectado zopa

  • El Jefe
  • En Realidad, yo soy Josmar
  • *****
  • Mensajes: 19592
  • Dino, o la vuelta a los orígenes
    • Ver Perfil
Re:Mi crónica del concierto de Mónaco
« Respuesta #7 en: 05 de Julio de 2011, 10:53:13 pm »
Más, más, más!!!!  :wink:
"Jarre?? Está bien... Te ríes..." (El Lobowolf)

ZZERO

  • Visitante
Re:Mi crónica del concierto de Mónaco
« Respuesta #8 en: 06 de Julio de 2011, 03:14:23 am »
Novelón por entregas. Que vengan bien seguidas, JUANILLO.  :-D

Desconectado Aeronaut

  • Que pesao!
  • ********
  • Mensajes: 1629
    • Ver Perfil
Re:Mi crónica del concierto de Mónaco
« Respuesta #9 en: 06 de Julio de 2011, 03:19:14 am »
Me ha encantado tu cronica Juan, queremos más :roll: y mira que una vez que este completa bien podriamos editar un pequeño libro titulado "LAS AVENTURAS DEL JOSMARBUS Y SUS JOSMARADAS"  :roll: :-P
Jean Michel Jarre Electronica2:The Heart Of Noise

Desconectado Juan

  • El Enchufao
  • En Realidad, yo soy Josmar
  • ********
  • Mensajes: 4728
  • No es Kiko, es KinKón
    • Ver Perfil
    • Fairlight Jarre
Re:Mi crónica del concierto de Mónaco
« Respuesta #10 en: 06 de Julio de 2011, 09:56:30 am »
3ª Parte: ¿Dónde hay un baño?

La llegada a Mónaco fue fácil, sin problema. Gracias a las indicaciones que llevábamos impresas, y gracias a la conducción de David y el copilotaje de Edu, a las 7 horas y pocos minutos ya estábamos aparcados en un párking de Mónaco.
Lo primero que nos llamó la atención es que en el párking se veía gran cantidad de coches “normales”. Supongo que todos esperaríamos ver coches de lujo, descapotables, feraris, etc... pero no, en el parking abundaban los Renaults Clios, Peugeots, etc etc. Primer mito que se nos cayó de Mónaco!
Lo siguiente que nos llamó la atención y también fue antes de salir del túnel, es que el coche lo habíamos aparcado en la planta 14 a pesar de no haber subido ningún piso dentro... es decir, Mónaco está tan inclinado que desde el puerto (planta 0) hasta la parte superior hay una altura equivalente a 14 plantas!!
Tras deliberar si bajar a pie o en ascensor, decidimos ir a pie, puesto que teníamos tiempo de sobra y así de paso turisteábamos un poco por la ciudad.

Nada más salir del parking encontramos un mirador desde el que se podía ver el puerto y con él, el montaje del concierto...¡madre mía! En aquél momento creo que fuimos todos conscientes de que aquello era real. De que el JosmarBus con sus ocupantes estaba en Mónaco a la espera de un concierto que prometía mucho!! Nuestras caras denotaban felicidad, impaciencia, nervios... y ni cortos ni perezosos nos dispusimos a bajar hacia la zona portuaria, siguiendo las señalizaciones (qué bien señalizado estaba aquéllo) de “CONCERT” que a cada 2 por 3 nos indicaban por dónde ir. Había alguien al que le corría un poco de prisa encontrar un baño (o una cafetería con baño, que viene a ser lo mismo) puesto que su reloj biológico le estaba indicando que era su momento “All Bran”. Pero queda claro que los monegascos no son gente de madrugar (sólo madrugan los pobres) así que fue imposible encontrar ninguna cafetería abierta a esas horas. (Ese alguien por si a alguno le interesa, era yo).

Cuando llegamos al puerto y nos dimos de bruces con todo el montaje del concierto, una misma idea nos vino a todos a la mente... “¿y esto es todo?” “pues no parece para tanto...”. No sé si esperábamos unas estructuras más altas, o es que en las fotos que habíamos visto parecía otra cosa, pero lo cierto es que lo que vimos nos dejó un pelín decepcionados a todos. Además no había absolutamente nadie en los alrededores. Ni fans, ni gente trabajando en el montaje... ni por supuesto un baño.
Tras el chasco inicial nos acercamos al máximo al escenario para verlo de cerca y nos intentamos convencer de que aquéllo no estaba tan mal, y que luego con la oscuridad, las pantallas y las luces sería diferente, como así luego se pudo comprobar.

Y en esas que llegó uno de los momentos más felices del día: encontramos un baño público abierto!!!! Así que mientras los demás se dedicaron a pulular por la zona, yo me fui a la carrera cual Carl Lewis al susodicho baño. Que por cierto estaba limpísimo, y tenía hasta papel! Como digo, fue uno de los momentos más felices del día!!!

Una vez hechas las necesidades biológicas de rigor y puesto que aún no habíamos desayunado, nos sentamos en una terracita donde nos cayó el segundo mito de Mónaco. Un capuccino en una terraza en primera línea del puerto de Mónaco de frente a todos los yates no cuesta más caro que un capuccino en cualquier cafetería española. Y así, con estas nos tiramos prácticamente una hora, charlando sobre el concierto, sobre qué hacer a continuación (eran las 8:30 de la mañana!!), sobre los yates...

Continuará...

Desconectado Umbopo

  • En Realidad, yo soy Josmar
  • ***********
  • Mensajes: 13094
    • Ver Perfil
Re:Mi crónica del concierto de Mónaco
« Respuesta #11 en: 06 de Julio de 2011, 10:38:02 am »

Y en esas que llegó uno de los momentos más felices del día: encontramos un baño público abierto!!!! Así que mientras los demás se dedicaron a pulular por la zona, yo me fui a la carrera cual Carl Lewis al susodicho baño. Que por cierto estaba limpísimo, y tenía hasta papel! Como digo, fue uno de los momentos más felices del día!!!

Una vez hechas las necesidades biológicas de rigor y puesto que aún no habíamos desayunado, nos sentamos en una terracita donde nos cayó el segundo mito de Mónaco. Un capuccino en una terraza en primera línea del puerto de Mónaco de frente a todos los yates no cuesta más caro que un capuccino en cualquier cafetería española. Y así, con estas nos tiramos prácticamente una hora, charlando sobre el concierto, sobre qué hacer a continuación (eran las 8:30 de la mañana!!), sobre los yates...

Continuará...

Que curioso....  la felicidad no es una canción triste, es un baño limpio con celulosa al alcance de la mano...   :lol:
"Odio a esos cerebritos, solo porque soy mas tonto que ellos se creen mas listos que yo"

Profesor Hubert Fansworth (Futurama)

Desconectado Juan

  • El Enchufao
  • En Realidad, yo soy Josmar
  • ********
  • Mensajes: 4728
  • No es Kiko, es KinKón
    • Ver Perfil
    • Fairlight Jarre
Re:Mi crónica del concierto de Mónaco
« Respuesta #12 en: 06 de Julio de 2011, 11:10:52 am »
Umbopo, cuando el cuerpo aprieta.... no hay felicidad más grande que esa  :-D

Desconectado Juan

  • El Enchufao
  • En Realidad, yo soy Josmar
  • ********
  • Mensajes: 4728
  • No es Kiko, es KinKón
    • Ver Perfil
    • Fairlight Jarre
Re:Mi crónica del concierto de Mónaco
« Respuesta #13 en: 06 de Julio de 2011, 11:18:57 am »
4ª Parte: Feel like a Formula1


Tras el pertinente capuccino y deliberaciones varias, decidimos hacer una ruta por lo que es el circuito de la Fórmula1. Así de paso vemos Mónaco, puesto que hasta el concierto quedan mil horas y además no se veía nada de ambiente por el puerto.
Así que ni cortos ni perezosos allá que nos dirigimos los 7 frikis a rodar cual coche de fórmula 1. Nunca nos podríamos imaginar qué serie de subidas y bajadas tiene el circuito. En la tele se ve apenas un pequeño desnivel, pero en directo, madre mía.



Durante el paseo del circuito que duró unas 2 horas (prisa ninguna) pudimos ver lo más típico de Mónaco: el casino (cerrado por que allí estaban los peces gordos), jardines, hoteles, calles de tiendas lujosas (de esas de relojes a 40.000 euros), cochazos (ahora sí veíamos cochazos, y no como los del parking) y todo tipo de fauna monegasca. Eso sí, señalar que la gran mayoría de las hembras de Mónaco están cortadas por el mismo patrón: rubias, con grandes pechos redondos a la altura de la garganta, labios gordos cual Carmen de Mairena.... el cirujano monegasco se habrá hecho de oro!!



La vuelta al circuito se realizó sin mayor inconveniente, con las típicas fotos en la famosa curva, en el túnel, etc etc. Eran prácticamente las 11 de la mañana y el calor apretaba de lo lindo, por lo que a la salida del túnel y casi en la línea de meta hicimos un nuevo “pit-stop”: nos paramos en una terracita con unos ventiladores que expulsaban vapor de agua fresquita... y puesto que llevábamos una paliza del 15, aquella parada en “boxes” nos vino de perillas!! Estábamos todos sedientos así que dimos buena cuenta de respectivas bebidas: cerveza, cola, etc. Además, David y yo estábamos hambrientos por lo que nos zampamos un bocata igual de largo que la espada laser de DarthVader (y ojito sólo nos costó 4 euros) y que nos sentó de maravilla puesto que así encaramos el resto del día con más energía en el cuerpo.

Y sin comerlo ni beberlo se hicieron las 12 del mediodía. Hora en la que habíamos quedado en vernos con SergioKeys (y algún que otro más) en la que sería a posteriori la famosa barandilla oxidada. Y allí que nos dirigimos.... qué poco podíamos imaginar algunos que aquéllo sería el inicio de las 10 horas más largas y surrealistas de nuestras vidas...

Continuará...

Desconectado LASER HARP

  • abridores
  • *
  • Mensajes: 201
    • Ver Perfil
Re:Mi crónica del concierto de Mónaco
« Respuesta #14 en: 06 de Julio de 2011, 11:25:24 am »
Muy buena cronica compañeros pero...¿me podriais explicar que hacia ese BMW en direccion contraria?  :-D :-D :-D