PATRICK PELAMOURGUES: “La madre de JEAN MICHEL solía decirme que soy como una lata de guisantes: Siempre debes tener una en casa”

Él es el hombre en la sombra encargado de que todo salga bien, de que nada falle. Ya sea en el estudio, como técnico en mantenimiento de equipos, o de gira, encargándose de que casi medio centenar de sintetizadores suenen a la perfección. JEAN MICHEL JARRE tiene en PATRICK PELAMOURGUES el profesional y la persona de confianza capaz de acometer esa difícil tarea. Desde 1978, año en que PATRICK trabajara en el montaje y equipamiento del estudio Croissy, se ha convertido en una persona clave en el “Jarre Team”. Pero hay mucha vida más allá, y hoy la cuenta en exclusiva para FAIRLIGHT JARRE.
(Entrevista realizada por JUAN GOMIS y VÍCTOR “ZZERO” MAQUEDA).


FAIRLIGHT JARRE (FJ): La primera pregunta le aseguro que muchas personas se la han planteado en muchas ocasiones de tanto leer en los créditos de los discos de JARRE “PATRICK PELAMOURGUES: Asistente técnico”. ¿En qué consiste exactamente su labor como tal?

PATRICK PELAMOURGUES (PP): ¿Mi trabajo? OK, me encargo del mantenimiento técnico del estudio, de los materiales, los instrumentos musicales, actualización de software y hardware… Verificando que todo funcione correctamente, desde un simple led que debe ser cambiado hasta los cables. También chequeo y pruebo todo el material para estar seguros de que todo funciona correctamente. Asisto a JEAN MICHEL JARRE para que tenga que dedicarse solamente a la creación musical sin encontrarse con problemas técnicos de cualquier tipo. También realizo regularmente copias de seguridad de todo el trabajo (sonidos, patrones, presets…). No quiero que se pierda nada.

FJ: Su primer encuentro con JEAN MICHEL JARRE fue en 1978 para el montaje del mítico estudio Croissy. ¿Cómo surgió este contacto y qué recuerda de aquella primera colaboración?

PP: Un buen amigo que trabajaba en Croissy sabía que JARRE buscaba a alquien que se encargara de toda el tema eléctrico. Así que mi amigo me presentó a JEAN MICHEL. Aquel primer encuentro fue muy importante e impresionante, porque como músico me sentía muy atraído por los teclados. ¡Aquel trabajo estaba en absoluta conexión con mi universo! No podría haber imaginado que 30 años después seguiría trabajando para él. En aquella época JARRE podía ser definido como un “alien”, un visionario. Y a día de hoy lo sigue siendo.

FJ: ¿Cómo era aquel primer estudio profesional de JARRE?

PP: Aquel primer estudio… Una espaciosa sala, con una consola de mezclas en el centro completamente rodeada de sintetizadores. ¡Alucinante! Aunque realmente rudimentario en términos tecnológicos…

FJ: Tengo entendido que su trabajo en Croissy fue más allá del campo técnico y musical. También tuvo la oportunidad de mostrar sus amplios conocimientos en mecánica del automóvil. Háblenos de esta faceta de su vida y de ese episodio en particular.

PP: ¡Sí, es cierto! También metí mano en los motores, ¡es otra de mis pasiones! Fui muy afortunado porque JEAN MICHEL JARRE confiaba completamente en mi habilidad para reparar esos viejos coches americanos y sus motores (Cadillac, Buick, Thunderbird, Studbacker…). Es una pasión que comparto con JARRE y con su buen amigo CHRISTOPHE, el famoso cantante francés. Amo la mecánica y los deportes de automoción, especialmente las carreras de Fórmula 1. Ciertamente fue un placer reparar y cuidar aquellos hermosos coches.

FJ: Ahora que Croissy ha desaparecido como estudio de grabación, ¿qué recuerdo especial guarda de aquel lugar?

PP: Guardo muchos hermosos recuerdos de aquel lugar. Nunca me sentí cansado de ir a trabajar, no tuve la sensación diaria de “ir al trabajo”. Un lugar magnífico, con los perros de JARRE en el jardín… Por cierto, que uno de ellos, el más viejo, en una ocasión me mordió en el trasero. El pobre no me reconoció. ¡Aún hoy conservo las marcas de sus dientes! Pero en cualquier caso era un sitio maravilloso, donde a veces me reunía con toda la familia JARRE… La madre de JEAN MICHEL solía decirme que soy como una lata de guisantes: “Siempre hay que tener una en casa”.


FJ: Por aquel entonces Vd. ya estaba experimentado en el tema técnico y había trabajado en numerosos clubes parisinos como el Club Med. También montó su empresa de mantenimiento de estudios de grabación, Musique Connexion. Cuéntenos de estos trabajos paralelos a los realizados para JARRE.

PP: ¡Ja, ja, ja… El Club Med! Yo era muy joven, haciendo de todo para divertirme… Disfrutando del sol, el mar ¡y las chicas! No es que me pagaran mucho allí, pero pasé muchos momentos muy divertidos. Entonces trabajaba como músico y dirigiendo comedias musicales… Solía tocar el piano, ¡algo muy útil si quieres ligar con chicas! Ja, ja, ja… Respecto a Musique Connexion, mi empresa, la creé más tarde, unos 10 años desde mi primer encuentro con JARRE. Hasta entonces estuve trabajando en tiendas de música, en una pista de kart (coches de carreras siempre) y en otros estudios de grabación como La Frette Studio, el importador francés de Fairlight.


FJ: Finalmente acabó abriendo su propio estudio de grabación, en colaboración además con dos grandes amigos, FRANCIS RIMBERT y CHRISTOPHE GIRAUDON: FPC Studio.

PP: Mmm… No, no exactamente. Mi nombre es parte de la marca FPC, que de hecho significa Francis-Patrick-Christophe, pero ello es debido únicamente a que buscábamos un nombre chulo. Yo ayudé en su creación y en la puesta en marcha de los equipos. Sin embargo si es necesario me encargo de las reparaciones. Pero no trabajo en este estudio. No tengo tiempo suficiente…

FJ: También ha trabajado en la grabación de los trabajos de FRANCIS RIMBERT y en sus conciertos en 2007. Cuéntenos cómo es trabajar con una persona con tanto sentido del humor y vitalidad como es RIMBERT.

PP: Ya antes de empezar a trabajar juntos FRANCIS y yo éramos muy buenos amigos. Y de eso hace ya mucho tiempo. Trabajar con él es algo muy sencillo, porque FRANCIS sabe exactamente lo que quiere. Es muy sencillo y eficiente. Además siempre trae consigo algunos caramelos, como los ositos de chocolate de los que estoy completamente enamorado…

FJ: Hablando de amigos y de personas especiales, sé que hay alguien con quien además de tu trabajo compartes mucho más desde tus inicios profesionales: MARIE LAURIE LEBOUCHER. Quienes hemos tenido la oportunidad de conocerla sabemos que además de una gran profesional es una excelente persona. Vuestra trayectoria profesional ha sido paralela. Háblanos de ella.

PP: ¡Aaah! Ella es una persona extremadamente comunicativa, realmente divertida, con un gran sentido del humor. Es espontánea e impredecible. Suele meterse en aventuras excitantes y complicadas, dando siempre prioridad al sentimiento antes que a la razón. Y es por eso que no se la doy a nadie, me la quedo para siempre, incluso cuando sea muy mayor jamás la cambiaría por otras dos más jóvenes… Bueno, esto último podríamos discutirlo ja, ja, ja…

FJ: No sería hasta 1988, en la grabación del disco “Revolutions”, que nuevamente trabajara con JARRE, disco además que marcaría el comienzo de una etapa de colaboración continua. ¿Cómo fue este reencuentro?

PP: Durante 10 años estuvimos trabajando juntos, por lo que es evidente que la continuidad de una colaboración bien cimentada está basada en la confianza y en la amistad.


FJ: En ese mismo año Vd. participó en la grabación del disco “Live”, como testimonio de los conciertos celebrados en los Docklands de Londres. Ambos conciertos tuvieron un protagonista inesperado: La lluvia. ¿Cómo se las ingenia un asistente técnico para que no haya problemas con unas condiciones meteorológicas tan adversas?

PP: El mayor problema que puede ocasionar la lluvia reside en el hecho de que ocasiona grandes pérdidas de tiempo. Y entenderás que en un concierto lo que menos sobra es eso: Tiempo. Tuvimos que proteger los teclados, secarlos con cuidado todo el día con secadores de pelo y cruzar los dedos para que no se produjera ningún cortocircuito. Pero por otro lado conseguimos algunas imágenes espectaculares: ¡El agua de lluvia sobre los platillos!

FJ: Para “Chronologie” Vd. se enfrentó a un trabajo especialmente interesante: Reconstruir totalmente el Matrisequencer que 16 años atrás MICHEL GEISS construyera exclusivamente para JEAN MICHEL JARRE, y transformarlo en el Digisequencer. Supongo que fue todo un reto trabajar en el equipo más importante para aquel disco y que también fue usado en la gira posterior, “Europe In Concert”.

PP: No fue una reconstrucción exactamente, sino una nueva creación sobre la misma base pero planteada con una filosofía completamente distinta. Se añadieron multitud de nuevos componentes mucho más eficientes y acorde con la tecnología actual. Fue una creación total: Todos los esquemas fueron diseñados por JEAN CLAUDE DUBOIS, la realización y la fabricación corrió a cargo de MARIE LAURE, que realizó todas las soldaduras, y yo mismo en Musique Connexion. Y sí, estás en lo cierto, usamos el Digisequencer en directo durante la gira Europe In Concert. Antes de cada concierto tenía que calentarlo y en algunos casos secarlo, de lo contrario el interface táctil no funcionaba a causa de la humedad ambiente. Es un instrumento muy frágil y extremadamente sensible.

FJ: Me inclino a pensar que el disco de JARRE donde más problemas técnicos ha tenido que subsanar sea “Oxygene 7-13”, por la gran cantidad de sintetizadores analógicos que se usaron en la grabación. Además, para este disco Vd. tuvo mayores responsabilidades y participó en la grabación del mismo.

PP: No, no estoy de acuerdo. Incluso tratándose de un trabajo muy complejo (es un trabajo, ¡pero no el más duro del mundo!) yo iba registrando el audio en un multipistas y también en Midi, con un Akai MPC60, al mismo tiempo. Mi trabajo cambió en el sentido en que ahora tengo muchas más responsabilidades, con implicaciones técnicas. JEAN MICHEL JARRE me confía más tareas a realizar.

FJ: Sea sincero: ¿Como ingeniero de sonido, tuvo Vd. algo que ver en la decisión de JARRE de internarse en el sonido 5.1 con el disco “Aero”?

PP: No, de ninguna manera. No tengo ningún tipo de “poder” o influencia sobre JARRE.

FJ: Si entendemos “Oxygene 7-13” como un disco de gran complejidad sonora por el uso de sintetizadores analógicos, posiblemente su antagónico sea “Téo & Téa”, bastante más digital y con un instrumental mucho más reducido. Creo que coincide la grabación de este disco con la inauguración del nuevo estudio de JARRE en París. Háblenos de este disco y este nuevo estudio.

PP: Musicalmente hablando, francamente yo no he participado en este álbum, sino un holandés escogido por JEAN MICHEL. El nuevo estudio es magnífico, completamente realizado por mí. Muy espacioso y de fácil utilización, donde los músicos se encuentran muy cómodos para los ensayos. Y la acústica es excelente, cosa en lo que coinciden de manera unánime todos los profesionales que lo visitan, entre ellos ALAIN CORRIEUX, ingeniero de sonido de las giras de JARRE, o DAVID PERREAU, técnico de varias de las mayores emisoras de radio francesas.

FJ: Desde el punto de vista de un técnico de sonido ¿cómo ve la actualización del mítico “Oxygene” con la grabación 20 años después de “Oxygene New Master Recording”?

PP: Pienso que esta nueva versión es realmente Buena, y que el reto tecnológico fue recrear exactamente la misma obra de 1976. ¡Hermosa proeza!

FJ: Supongo que dedicarse a montar en un mismo escenario a las grandes glorias de los sintetizadores analógicos de las últimas 5 décadas debe ser el sueño, o quizás la pesadilla, de cualquier técnico especializado en instrumentos musicales. Y eso es lo que Vd. viene haciendo en los últimos 4 años. ¿Cómo encara la aventura de enfrentarse casi a diario con la delicadeza y la inestabilidad de estas “old ladies”?

PP: De hecho hago ese trabajo desde hace mucho tiempo… ¡25 años, todos los conciertos desde 1988! Realmente es un placer instalar esos instrumentos, cuidarlos, ajustarlos o repararlos cada vez antes de cada concierto. Pero sobre todo el poder mostrar a todo el mundo que hay algo más que esos instrumentos virtuales (VST) que no poseen ese sonido, ¡que no suenan en absoluto! Y no, no es una pesadilla trabajar en estas condiciones. Es simplemente algo fabuloso. Es un sueño, o incluso algo más.

FJ: Podría decirse que en las últimas giras de JEAN-MICHEL JARRE su trabajo no acaba cuando se baja el telón. De hecho es un trabajo continuo, desmontando en una ciudad y a las pocas horas volviendo a colocar todo el instrumental en escena. ¿Puede contarnos como es un día de concierto para PATRICK PELAMOURGUES?

PP: Bien, podría ser algo así: Me despierto sobre las 9 de la mañana, un pequeño desayuno, montaje, almuerzo, ajustes de los equipos, prueba de sonido, afinación, ajustar de nuevo, cenar, ajustar los instrumentos una última vez, concierto, desmontaje, carga de equipos en los trailers, una ducha, al autobús y ¡a dormir! Hay que tener en cuenta que el catering (nuestro restaurante particular) es simplemente mmmm… ¡Fantástico! Si tengo la fortuna de encontrar algo de tiempo libre intento salir a caminar por la ciudad, como hace un turista cualquiera. Pero no es algo que suela ocurrir…

FJ: JEAN MICHEL JARRE ha anunciado que está actualmente trabajando en su próximo disco, en el cual Vd. colabora nuevamente. Sin ánimo de ponerle en el compromiso de desvelar detalles concretos de este trabajo, pero trasladándole el gran interés de la comunidad jarerra que se encuentra expectante, ¿qué puede comentarnos acerca de este disco?

PP: Ahora mismo… ¡Nada! A excepción de la incorporación de algunos nuevos sintetizadores analógicos. Eso es todo.

FJ: En Mayo arranca la nueva gira de JARRE, en la que no dudamos Vd. vuelve a estar involucrado. Confírmenos este detalle.

PP: Cierto, es correcto.

FJ: Ya en la gira “2010” se incorporaron algunos sintetizadores digitales al repertorio de “old ladies”. ¿Qué nuevos sintes estarán en escena para los nuevos conciertos?

PP: Los mismos que antes, sin mayores cambios… ¡A excepción de una o dos sorpresas!

FJ: Se van a cumplir 4 años en los que Vd. prácticamente no ha dejado de estar de gira con JARRE. Buen momento para hacer balance de esta aventura. Contéstenos brevemente a este test:

FJ: El concierto: ¿Con cuál de todos, por las razones que sea, se queda como el más memorable?

PP: La Defense, incluso sin ser de la gira por la cual me preguntas. ¡Grandioso!

FJ: La anécdota: Que no habrán sido pocas. La que mejor recuerde.
PP: La averia del autobus en la República Checa. Todos hacinados en el mismo autocar, algo un poco extraño por la mañana. Pero estuvo bien…

FJ: La persona: Habrá alguien que para usted resulte de gran ayuda en los conciertos.
PP: ALAIN COURRIEUX, el ingeniero de sonido.

FJ: El sintetizador: Cuál de ellos es su ojito derecho.
PP: Tengo dos: El ARP 2600 y el RMI.

FJ: El tema: Qué pieza del repertorio es la que más disfruta desde el punto de vista profesional.

PP: “Magnetic Fields 1”.

FJ: El disco: Que más ha escuchado durante los meses en gira.

PP: ANNIE LENNOX y HERBIE HANCOCK en el tema “Imagine” cantado con PINK.

FJ: El viaje: El que más recuerde por la ciudad o país visitado, por la gente…
PP: Lisboa.

FJ: Finalmente, además de su trabajo para JEAN MICHEL JARRE en la próxima gira y nuevo disco, ¿en qué otros proyectos está Vd. involucrado?
PP: ¡Pero si no tengo tiempo suficiente con JEAN MICHEL JARRE! Sin embargo tengo en proyecto el sistema acústico de dos cines para unos clientes. También hemos acabado, junto a DOMINIQUE PERRIER, la primera recopilación de SPACE ART, “Revised”. Y ya es suficiente por ahora… ah, si me compráis 150 unidades de este nuevo CD os diré cuales son los nuevos sintetizadores para la nueva gira de JEAN MICHEL JARRE… Ja, ja,ja…

FJ: Muchas gracias por su tiempo, tanto para esta entrevista como en las ocasiones en que nos ha atendido en esta gira. Ha sido un enorme placer tener la oportunidad de trasladarle todas estas preguntas. Suerte en sus proyectos próximos.

PP: El placer es mío. ¡Nos vemos pronto!

Fotografías: CHARLOTTE RAMPLING, ALAIN MANGENOT, THOMAS ALSINA y PACO BUTRÓN.

Agradecimientos especiales a MARIE-LAURE LEBOUCHER

Una respuesta a “PATRICK PELAMOURGUES: “La madre de JEAN MICHEL solía decirme que soy como una lata de guisantes: Siempre debes tener una en casa””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *